Libre como el viento.

No llores más mujer, seca tus lágrimas, no vale la pena lamentarte por lo que ya pasó, lo hecho, hecho está.

No estás para malos amores, y malos quereres; estás para que te cuiden y te amen de verdad. Si alguien no supo valorarte, déjalo ir, o hazlo tú, sin mirar atrás. 

No te arrepientes de lo que viviste, más nunca te olvides de lo que aprendiste. Vuelve a intentarlo, enamorate, más si vuelves a caer, levántate e inténtalo otra vez .

Déjate querer, y permítete amar a los demás también, vuelve a reír, a cantar, a creer que sí es posible, a ser feliz;  vuelve a vivir. Se libre como los pájaros, y vuela muy alto.

Se libre como el viento…

 

 

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *