No soy como todas las chicas.

Desde pequeña nunca me ha gustado que me tomen fotografías. Es por eso que en mi blog, casi no tengo fotos de mi misma. Aunque claro está, me he visto forjada a sacarme una que otra, para mi blog.

Recuerdo que cuando era pequeña, solía esconderle la cámara a mi mamá, para que esta no me sacara ninguna. Y es que sin mentirles, ella amaba tomarme fotos, cada vez que salíamos de viaje; como toda madre, supongo que me veía como “la cosa más hermosa del mundo”.

A veces siento que vengo de otro planeta, porque la mayoría de las chicas se la pasan tomando fotos de sí mismas, pero es que  en mi caso,es algo que realmente me aburre, y me desespera; porque siento que no soy nada fotogénica, y necesito tomarme como 300 fotos para sólo elegir una que me guste; y  como  no nací con el don de la paciencia, prefiero no tomarme ninguna.

Y tu… ¿ También odias sacarte fotografías? 

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *