Un poco nostálgica por San Juan de los Morros.

Recuerdo el primer momento en que llegue a ti, estaba totalmente asustada, porque era la primera vez que estaría por mucho tiempo lejos de  mi  hogar y mi familia. También recuerdo que cuando todo comenzó, no me gustaba para nada estar contigo, detestaba tus calles,  tu  calor infernal,  añoraba mi ciudad, y los centros comerciales. 

Ahora que me he alejado de ti, hace ya casi 6 meses, te extraño. Extraño tus morros todas las mañanas, al ir a la universidad, y al atardecer, cuando era hora de llegar a casa.

Extraño tu calor, el olor a llano, y el sonido del monte con la brisa, algo que me encantaba, porque simulaba  a los árboles, cuando éstos chocan con el viento. Esto me hace recordar el sonido de las olas, cuando rompen en la orilla. 

Gracias a ti aprendí tantas cosas, conocí a personas increíbles, amistades muy buenas, y otras no tan buenas. Conocí el amor, y el desamor; reí, lloré y hasta me embriagué. Pero jamás podré reprocharte nada, jamás podré arrepentirme de todo lo vivido, sólo puedo agradecerte.  Si tuviese que elegir otra vez, volvería a pasear entre tus calles, te volvería a elegir como mi segundo hogar. 

Texto dedicado a San Juan de los Morros- Guárico, Venezuela. 

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *