Hace poco leí en un texto esta pregunta: ¿Si tuvieras la oportunidad de escribirle a tú yo del pasado, qué le dirías?

 

Esta soy yo actualmente, justo ahora en el 2018. Cuento con 22 años de edad, soy muy joven aún, lo sé; no soy una experta en la vida, aún estoy gateando, aprendiendo a caminar. Pero a pesar de mi corto tiempo en esta aventura que se llama vida, puedo decir que he aprendido algunas cosas; algunas muy bien y otras no tanto.

Me puse a pensar mucho que debería escribirle a mi yo del pasado; y me di cuenta que no sólo podría decirle una cosa, y tendría que hacerlo por partes, pues verán, a lo largo de los años he cambiado, y en cada época de mi vida he sido diferente. Así que empecemos por el momento de mi vida que comenzaron los cambios drásticos.

16 Años.

Es una etapa en donde pasarás por lo que quieres ser, y por lo que en realidad serás. Llegarás a pensar que tus padres están en tú contra, que te prohíben todo, y que son tus enemigos; para luego darte cuenta que siempre han estado a tú favor, que sólo tratan de protegerte, y son los únicos amigos con los que realmente podrás contar.

Cumplirás tú sueño de quedar en la universidad para estudiar medicina, y tendrás que renunciar a otros, dejarás la gimnasia, y eso es algo te entristecerá; pero tranquila pronto te darás cuenta que no todo es realmente malo, y que muchas veces en la vida hay que hacer elecciones, y la mayoría de estas son difíciles.

18 Años.

 

Sentirás por primera vez lo que es el desamor, el odio, el engaño, y una profunda tristeza; para luego descubrir que odiar no sirve de nada, y que ese sentimiento tú corazón no permite que se quede por mucho tiempo dentro de él ; así que aprenderás a perdonar, a dejar ir, y a seguir adelante. Pensarás que se acaba todo tú mundo, pero tranquila, no lo hará, es sólo el comienzo y todo estará bien antes de lo que piensas.

19 – 20 Años.

Tiempo de muchos cambios; es hora de dejar tú hogar para cumplir tú sueño de estudiar medicina; pero no será como lo has imaginado, ¿pensaste que al llegar a Venezuela todo estaría bien? ¿ pensaste sería más fácil? Pues no es así, todo será difícil pero no imponible.

Te descubrirás a ti misma, verás que dentro de ti hay una persona más fuerte de lo que pensabas; aprenderás a estar sola, a ser tu propia amiga, a volver a levantarte, y entenderás que con la única persona con quien realmente contarás toda tú vida es contigo misma.

Por más duro que parezca, y de la manera menos esperada, entenderás que las personas buenas y a quien más queremos a veces nos lastiman, y no por eso se convierten en malas. Que sólo hicieron lo que pudieron con lo que sabían en ese momento; y al igual que tú, también se equivocan, no son perfectos, y tendrás que perdonarlos. También entenderás que cada persona que llega a tú vida, lo hace por una razón; y que cuando llega el momento de irse, debes dejar que lo haga; pero jamás debes olvidar lo que esta te ha enseñado.

Por sobre todas las cosas aprenderás que nunca terminarás de aprender y que todo en esta vida es pasajero, tanto las cosas malas, como las cosas buenas, y tendrás que aceptarlo.

¡Ah! Se me olvidaba… Te gustarán siempre los animales, y a veces no entenderás de donde salió tanto amor por ellos. También descubrirás que eres capaz de hacer lo que sea por tú perro Rey, y que el amor tan grande que sientes por él es correspondido de la misma manera.

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *